JARABA

Forma un conjunto con la casa del ermitaño y edifico auxiliar de romerías y se accede a ella a través de una puerta con arco de medio punto que configura un espacio religioso propio.

El templo se halla parcialmente situado bajo la roca.

Tiene planta de cruz latina con la nave central de cuatro tramos y los brazos cubiertos por bóvedas de medio cañón con lunetos perpendiculares a la central.

En el exterior, la fachada del evangelio se mira en el valle y exhibe el escalonamiento de los volúmenes, con el juego de contrafuertes emergiendo sobre las capillas laterales, el volumen prismático de planta cuadrada del cimborrio y los muros de mampostería.

La torre se sitúa en este lado a los pies y presenta un solo cuerpo de planta cuadrada hasta la altura de la nave y un humilde cuerpo de campanas.

Junto a ella se dispone la portada de los pies con arco de medio punto entre pilastras