MARA

La huella de la ciudad celtibérica de Segeda, la poderosa, Sekeiza para los celtíberos, aquella que cambió el rumbo de nuestra historia hace dos mil años, perdura y sus restos arqueológicos se extienden a lo largo de los términos municipales de Mara y Belmonte de Gracián.